TATA LAZARO CARDENAS DEL RIO


Nuestro ex-presidente de Mexico Lázaro Cárdenas Del Río nació en el lindo pueblo que lleva el hermoso nombre Aztekatl de XIKILPAN, en el bellísimo estado de MIÇHUAKAN., en 1895, y en el seno de una humilde familia de origen Azteka-mexicano.

Nieto de Francisco Cárdenas oriundo de ZAPOTLAN, XALIZKO., y Rafaela Pineda de Xikilpan. Su padre Dámaso contrajo nupcias con Felicitas Del Río, y lo nombraron Lázaro por un tío paterno que falleció en plena juventud.

Desde su niñez tuvo gran interés en el aprendizaje por medio de conversaciones con gente de mayor edad, amigos de su padre, por su devoción a la lectura y al estudio bajo la enseñanza del muy estimado profesor Fajardo, hasta donde fue posible por causas económicas. La posterior enseñanza que tuvo don Lázaro fue totalmente autodidáctica.

El vivió las penurias que por siglos todos los de nuestra raza hemos padecido por causas de la invasión hispana, y solo reforzaron su inquebrantable espíritu de incansable lucha y de comprobables ideales de justicia que marcaron el cambio de los destinos de la Republica Mexicana, en beneficio de las clases marginadas trabajadoras, y ante todo, por la justicia para los despojados pueblos amerigenas.

Al comienzo de la Revolución Mexicana en 1910, se destaco como aprendiz en la oficina de Rentas del Estado de Michoacán del pueblo. Luego hizo su aprendizaje de imprenta, y en 1913, por causa de la impresión de un manifiesto con el que se identifico, a petición del capitán revolucionario Jesús Lemus, tal imprenta fue destruida por las tropas porfirianas del General Victoriano Huerta causando la persecución del joven Lázaro.

Cárdenas se unió a la revolución con el general Alvaro Obregón, y por desafortunadas circunstancias de confusión que abundaron en esos anos de lucha, esto fue la causa de que el estuviera en un bando contrario al de los zapatistas y en favor del hacendado Venustiano Carranza.

Del mismo modo, en 1914, lucho en el lado del general Plutarco Elías Calles y por las circunstancias ya referidas de desinformación, se enfrento militarmente contra los Yakis de Sonora y contra los villistas en varios estados de la nación, hasta la muerte de Carranza.

Ya entonces, era general y fue gobernante interino por corto tiempo de su natal estado de Miçhuakan, hasta que gano las elecciones el general Francisco J. Mújica, en septiembre de 1920.

Para mas mal entendimiento en la lucha, el general Cárdenas combatió contra el entonces nuevo presidente Victoriano Huerta, Aztekatl-Huiçol, quien nunca comprometió su gobierno a naciones extranjeras y solo recibió desprestigio como el infame mote de chacal.

En 1923 Cárdenas continuo su carrera militar y fue herido, preso y puesto en libertad cuando la lucha huertista termino, y desde 1925 se adentró aun mas en la política y al conocimiento de las profundas causas de los problemas que han aquejaban a Mexico, a causa de codiciosos inversionistas extranjeros y por los hasta entonces malos gobernantes de Mexico.

Se convirtió en gobernador de Michoacán en 1928. Alternando su administración con la  lucha armada y luego renunció a la gobernatura para formar el partido político PRN antecesor del PRI y llevar a la presidencia al ingeniero Pascual Rubio.

Es imperante notar que Tata Lázaro SIEMPRE se distinguió como militar y gobernante HONESTO, decía que: "Mexico para los Mexicanos.

Fue presidente de Mexico de 1934 a 1940. Distinguiéndose en favor de los trabajadores y por su lucha contra todo tipo de vicios combatiendo al previo presidente, el general Plutarco Elías Calles, quien le obstaculizaba con la ayuda de todos sus desvergonzados y deshonestos protegidos políticos.

Su periodo presidencial tuvo gran auge y época dorada para la enseñanza desde la educación gratuita de escuela primaria hasta la de nivel universitario promoviendo a la UNAM y creando El Instituto Politécnico Nacional.  Restituyo tierras comunales a las comunidades amerigenas, y repartió tierras ejidales para los campesinos y creo sistemas para su desarrollo de sistema agrario en beneficio general de todos los mexicanos.

Muchas veces Cárdenas tuvo que rogarle a asustados campesinos, por el clero y ex-hacendados como los dueños de la infame hacienda de Huaracha, para que aceptaran las tierras que justamente les repartía. Debo mencionar, que el movimiento ejidal fue casi inexistente en un pueblo contiguo a su natal Xikilpan. El párroco de ahí, en Sahuayo, el terrateniente padre Barragán, amenzó a los posibles ejidatarios que se irían al infierno si aceptaban el agrarismo.

Muchos que rodeaban la administración Cardenista poco comprendían las ideas de Tata Lázaro, causando ciertos fracasos. Por ejemplo, la estúpida introducción de la carpa traída de Israel al lago de Chapala, esta se comió al pez nativo causando la triste extinción del famoso y delicioso pescado blanco, entre otras tonterías de difícil explicación.

Su mas fiel colaborador el Dr. e Ing. Juan Luna Cárdenas me explico que: "... tales decisiones fueron hechas porque como presidente, el general Cárdenas no podía estar en todos lados y en todo momento". Obviamente, se rodeaba de muchos inútiles.

Entre esto se encuentra el fracaso del Banco Rural y otras peores decisiones que maniataron las leyes ejidales y sus avances, aparte de los sindicatos creados que han exprimido los beneficios de la nación durante décadas de complicidad con las malas administraciones de las empresas nacionales.

Para muchos que aun no entendemos la incomprensible masoquista bienvenida de 40.000 familias iberas durante la guerra civil en España. En cierta ocasión le hice esta mención a mi maestro, el sabio Azteka-Mexicano, el Dr. e Ing. Juan Luna Cárdenas y su explicación fue:  "... fue un acto de generosidad para el pueblo español en nombre del antiguo pueblo mexicano...".

Hago notar todos los grandes avances de acertadas decisiones que Tata Lázaro tomo y han dado el mayor progreso a Mexico: La Expropiación Petrolera en 1938 y la nacionalización de ferrocarriles entre muchas decisiones atinadas que fueron hechas de buena fe y exitosas.

Lo que mas destacado de su gobierno, es el fin a los intervencionismos de naciones ajenas contra la soberanía nacional, y su interminable labor personal en beneficio de nuestra patria, ya como ex-presidente no dejaba de recorrer la nación, todavía escuchando la necesidad de sus sufridos habitantes.

Se cuenta con buen sentido de humor, que cuando explicaba el tamaño grande de sus orejas, el decía que era para poder escuchar a su pueblo, en especial la población amerígena campesina.


Tata Lázaro Cárdenas Del Río siempre vivirá en los corazones de todos los auténticos Azteka-Mexicanos y hoy como en la posteridad la historia lo juzgara favorablemente al nivel de el gran hombre que fue y que el pueblo de Mexico a dado al Mundo como ejemplo de justicia.


                                                                                                 -Bernardo S. López

 -Narciso Alvarez